Como es costumbre, en la ciudad de México se da un encuentro multicultural en las calles de tal manera que mientras se lleva a cabo la celebración del año nuevo chino se pueden observar visitantes o quizás residentes que vienen literalmente de continentes lejanos.
La calle de Dolores se abarrota durante la celebración pues sus dimensiones son más las de un callejón.
Si uno lo piensa un poco, en realidad no suele haber atracciones nuevas durante la celebración, y es que definitivamente lo que la gente quiere ver es lo más tradicional o lo que piensan que representa mejor la tradición china. Y qué mejor ejemplo que las representaciones de los 9 dragones chinos.

You may also like

Back to Top